< Esperan que acuda el 60 % de la base de la Sección 30

            < El gobernador acude a dialogar con los paristas

            Para este martes se espera que el magisterio organizado bajo las siglas del SNTE, Sección 30, celebre una gigantesca concentración con elementos  provenientes de todo el estado, para manifestarse frente al Palacio de Gobierno. Los líderes delegacionales celebraron el lunes asambleas para organizar ese viaje en vehículos propios y de acuerdo a las líneas dictadas, esperaban una respuesta de entre el 60 % y el 75 % del gremio.

            El 25 % que no acudiría a la capital tamaulipeca, permanecerá resguardando las instalaciones que tienen tomadas.

            Ese es el cálculo de respuesta, o meta que tienen los dirigentes, encargados de movilizar a sus compañeros de cada delegación sindical que ellos encabezan, desde luego habrá pase de lista para confirmar asistencias y detectar ausencias, bajo la advertencia del costo que tendrá la no participación en la concentración que tendrá lugar frente a la sede del Poder Ejecutivo.

            Aunque la convocatoria hasta ayer al mediodía era de que apoyaran con sus vehículos personales para la transportación foránea, no será la primera vez que para esta clase de eventos se rentan autobuses, sobre todo en puntos tan distantes como Nuevo Laredo  y los municipios de la frontera Chica, lo mismo ocurre con pequeñas y alejadas poblaciones de la zona Oeste de Tamaulipas.

            En esas mismas reuniones no faltó quien preguntara sobre con qué apoyos económicos cuentan. Y la respuesta fue, que si hay líderes de otros gremios dispuestos a financiar el movimiento, aunque no precisaron quienes son. Veremos cuántos autobuses se rentan para la ocasión, y esto nos dará idea de los intereses externos al SNTE y ajenos a las demandas de los profesores.

            2.- Sabemos que hay necesidades no satisfechas al gremio del magisterio y personal administrativo del sector educativo, y que se han acumulado en por lo menos dos o tres sexenios, y quizá mucho atrás. Por eso hay un sector de trabajadores al servicio de la educación que están participando por conciencia propia, pero no pueden negar que en menos de un año el actual gobierno los ha escuchado y empezó a dar respuesta a sus demandas.

            Por eso al lado de los activistas que se están manifestando en el paro de labores, también hay otros trabajadores que en esas asambleas exigieron información veraz sobre los propósitos de la lucha. Reclaman que el plano petitorio no hubiera sido presentado en asamblea; que Arnulfo Rodríguez Treviño no les ha informado hasta ahora el verdadero fin del movimiento y que cuando lo hizo, en el caso específico de Altamira, no fue precisamente muy explícito.

            En las redes sociales circulan videos de diferentes asambleas celebradas el lunes 11 de septiembre para organizar la movilización del martes 12, nos referiremos al efectuado en Altamira, en el que dijeron que…

             “Un aspecto que necesita explicación, es la versión de que Arnulfo no se presenta a dialogar, pero él dice que no lo reciben, incluso recordaron que el secretario general de la Sección 30, precisó: me tuve que salir porque no me gustó…porque no aceptó el gobernador el punto principal, que es la renuncia de la Secretaria Lucía Aimé Castillo”. “Y hasta el miércoles pasado los profesores y administrativos no sabíamos el por qué del paro…como Arnulfo exige, yo también exijo que se informe…corre la versión que un familiar de Cabeza de Vaca está  metido en este conflicto”.

            Este extracto es parte de un video publicado en el portal Noticias de Tampico y se refiere a una asamblea celebrada en Altamira.

            3.- Por su parte el gobernador Américo Villarreal Anaya se desplazó hasta el frente de batalla de los paristas, ahí frente Arnulfo Rodríguez y el grupo de paristas, manifestó su apertura a llegar a un acuerdo. El encuentro terminó con un coro de los trabajadores: ¡Fuera Lucía, fuera Lucía! En alusión a la secretaria de Educación de Tamaulipas.

            Y ese es el punto, Arnulfo manifestó que no tiene nada contra el Gobierno del doctor Américo Villarreal, pero…no quiere a la secretaria Lucía Aimé Castillo Pastor.

            Así de cerrado está el círculo de negociación, la exigencia de la Sección 30 del SNTE es una salida, que pone en una posición incómoda al Gobierno del Estado. Porque la postura del dirigente Rodríguez Treviño y su círculo cercano parece inamovible.

ResponderResponder a todosReenviar