PODER POLÍTICO…

 

Por: Ciriaco Navarrete Rodríguez.-

Pareciera que los tres poderes federales de México están manejados por sonámbulos, porque quienes los encabezan al parecer, andan deambulando  dormidos por los oscuros senderos del gobierno federal, pero debo aclarar que nadie escapa a esa apariencia con la que se están ganando la desconfianza del pueblo mexicano, porque todos los gobernados estamos inmersos en peligrosas dudas de la eficacia de las decisiones gubernamentales correspondientes al régimen que encabeza el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Explicaré con mayor claridad esa incertidumbre gubernamental que hemos venido padeciendo desde hace 102 años que se cumplirán el próximo día uno de mayo, porque en esa fecha, pero del año de 1917, porque la Constitución que está en pleno vigor, fue jurada por entonces presidente de México, Don Venustiano Carranza, y aunque ese juramento lo hizo el coahuilense en contra de su voluntad,  confiaba en que con su poder presidencial podría derogar esa Constitución regresiva, y totalmente contradictoria al ideal revolucionario maderista.

Por otra parte, actualmente nos encontramos frente a la novedad de que ya fue votada y aprobada la derogación de la mal llamada Reforma Educativa, que fue el esperpento que nos heredó el gobierno federal anterior, sin embargo, según las declaraciones del deficiente titular de la SEP Esteban Moctezuma Barragán, se advierte que los legisladores mexicanos están haciendo al tanteo, esa importantísima Reforma Constitucional, lo cual, en lo personal, no me extraña, toda vez que las y los asesores de los Diputados y de los Senadores, desconocen la dialéctica de lo que debe ser un Sistema Nacional de Educación.

Esas actitudes están dando como resultado otro confuso formato de los quehaceres educativos de cobertura nacional, pero en el trasfondo se adivina que los tres poderes del Gobierno de la República , no saben o no quieren entender, que para que pueda prosperar todo esfuerzo legislativo, es indispensable garantizar la paz social, y la gobernabilidad nacional, para que sea posible el desarrollo pleno, tanto industrial como comercial, porque la principal prioridad, secuencial y consecutiva, es el crecimiento de la riqueza tanto del gobierno como de nosotros gobernados.

Porque, por otra parte, mientras el pueblo y el gobierno no tengamos dinero para financiar dignamente nuestra subsistencia, tampoco tendremos recursos económicos para financiar la educación de nuestros hijos, pero además, debo subrayar que para lograr eso, los tres poderes del gobierno federal deben aceptar que esa realidad, solamente se podrá lograr el desarrollo integral de la nación mexicana, si se adopta la democracia verdadera como régimen de gobierno.

Porque está plenamente demostrado que en el mundo solamente existen diez naciones eminentemente democráticas, y son los Estados Unidos de América que es la nación creadora de la democracia verdadera, misma que está en pleno vigor desde el año de 1779, y a ese régimen de gobierno se debe que nuestros vecinos del norte, cuenten con la democracia más acabada del planeta; y aunque no han faltado los “profetas del desastre” eminentemente socio comunistas, mismos que auguran el final del su poderío económico y financiero norteamericano, han fracasado totalmente.

Japón es segunda potencia económica y financiera del mundo, porque se trata de otra de las únicas democracias del planeta, y paradójicamente es equiparable a la mítica “ave fénix”, porque surgió de las cenizas que dejaron las bombas atómicas que cayeron sobre Hiroshima y Nagasaki, con cuyo ataque del Ejército de los Aliados, comandado por el general norteamericano Douglas MacArthur, allá concluyo esa hecatombe causada por la Segunda Guerra Mundial.

Alemania, es la tercera de las democracias verdaderas del mundo, y como sabemos, también surgió a la palestra de la democracia verdadera, tras haber perdido la Segunda Guerra Mundial; le sigue Canadá en cuarto lugar, después Francia, luego Italia, nación que también fue de las perdedoras de ese movimiento armado, y finalmente debemos tomar en cuenta como democráticos, a los cuatro países que conforman el Reino Unido de la Gran Bretaña, como lo son Escocia, Gales, Irlanda del Norte en Inglaterra.

En las referidas naciones gobernadas con el régimen de democracia verdadera, la riqueza crece de manera sostenida y permanente, y por esa razón, tanto los habitantes como sus respectivos gobiernos cuentan con recursos económicos suficientes para financiar la educación pública y privada, pero en el resto de las naciones subdesarrolladas del mundo, los gobiernos nos mantienen sometidos a las creencias de toda clase de mentiras políticas, principiando por la carencia de democracia, pero ellos nos aseguran que su simple dicho es suficiente para que les creamos que somos habitantes de países pobres por culpa de los gobiernos de las naciones ricas.

Esa es la más grave falsedad que desde tiempo inmemorial, nos han venido inculcando los gobiernos, y en el caso particular de México, se presentaron serios retrocesos durante la primera etapa del México Independiente, y por si fuera poco, a finales del Siglo XIX y principio del XX, sobrevino la dictadura del general Porfirio Díaz, sin embargo, cuando se creía que el país saldría de aquel atolladero dictatorial, estalló la Revolución Mexicana el 20 de noviembre de 1910, y aunque sus metas eran democráticas y basadas en el ideal revolucionario maderista, todo se derrumbó, con el asesinato del presidente Madero, seguido de la usurpación del poder presidencial por el general Victoriano Huerta.

Pero la debacle siguió su curso con la confrontación de los maderistas contra los contrarrevolucionarios zapatistas, y aunque hubo arreglos medianamente pacíficos, cuando el Congreso de Querétaro, redactó la Constitución que esta en pleno vigor, sobrevino la peor debacle constitucional que hemos padecido a lo largo de poco más de un siglo.

Y para desgracia del pueblo mexicano, nuestros gobernantes federales, se comportan como sonámbulos al pasear aparentemente dormidos por los senderos del poder público, y tal vez por eso, nos siguen gobernando al tanteo, porque no entienden que el presidencialismo no es democracia, y a todas luces es una réplica de la ideología que nos heredó la revolución bolchevique, y que fue copiada por el Congreso de Querétaro, cuyos legisladores nos legaron la constitución regresiva con la que se nos mantiene sometidos a los designios del presidencialismo antidemocrático que astá vigente.

Facebook: Ciriaco Navarrete Rodríguez

E´MAIL: [email protected]

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here